Saludo del Presidente

Joaquín L. Ramírez

Presidente de Cánovas Fundación

Joaquin Ramirez

Cánovas Fundación nace con la clara vocación de ser útil y servir a la sociedad española donde trasciende y, en ningún caso, va a ser ni será apéndice ni instrumento de nada ni de nadie. La formación universitaria, los fines y bienestar sociales, el estudio y el desarrollo de la libertad y la democracia –ese sistema que funciona mejor que ningún otro y que a todos da la palabra y tiende su mano-, la oratoria y los debates, la opinión y el pensamiento políticos, las propuestas materiales y los proyectos técnicos -alternativos u originales- , la ética, la transparencia y la limpieza de las administraciones públicas o su constante transformación, serán el objeto de su tarea, desvelos, esfuerzo y realización, sin desdeñar lo que mande la realidad, las necesidades y la rabiosa actualidad.

Cánovas Fundación, a nadie se le escapa, se titula –se denomina- celebrando la existencia, la trayectoria y la obra de un gran hombre del siglo XIX, don Antonio Cánovas del Castillo, político e intelectual cuya existencia, obra e intensa e importante actividad pública y privada, fue de gran trascendencia para sus coetáneos y para la Historia. Su gran valía y su claridad de ideas, puestas al servicio de España, dieron inmensos frutos que ahora están a nuestra disposición. Quizá su figura nunca ha sido bien o suficientemente ponderada; con Cánovas nuestro país vislumbró la democracia y la Monarquía Constitucional y Parlamentaria por vez primera. Fueron los primeros pasos para afrontar los difíciles retos –demasiadas veces inalcanzables- de la convivencia entre los iguales que eran y debían ser los españoles. Aún después de Cánovas, los ciudadanos de este país tardamos mucho en encontrarnos en el respeto y la tolerancia, pero es seguro que nuestro personaje contribuyó y colaboró de modo esencial para que llegásemos al día de hoy.

Los hombres y las mujeres somos eso, hombres y mujeres, capaces de ser grandes y también de ser pequeños, capaces de dar y no dar la talla, capaces de resistir y de ser débiles… Aunque a veces la Humanidad tiene la suerte de contar con algunos seres especiales.

Dice el monolito que celebra a Cánovas, en la madrileña plaza de la Marina Española, delante del palacio del Senado del Reino de España "... por sus talentos y patriotismo mereció el respeto de sus contemporáneos”. Es una frase austera, justa y sentida, sin el más mínimo atisbo de barroquismo, esa estética excesiva a la que los españoles hemos sido tan aficionados y, aún hoy, parecemos estar abonados. Queremos inspirarnos en esta parquedad, en esta justeza, en la figura y en el icono de Cánovas, asesinado en Santa Águeda el 8 de agosto de 1897 en atentado anarquista, siendo Presidente del Consejo de Ministros. ¿Quién sabe si el terrible 1898 –el desastre y el desánimo del ’98- habría transcurrido de otro modo con don Antonio Cánovas vivo? Nunca lo sabremos, pero desde luego que nos gusta pensar que sí, que otra España, otro conjunto de episodios, era posible. Toda conducta humana es susceptible de mejora, más si quienes prenden el timón cometen menos errores. Por eso hemos de ser conscientes de que también ahora podemos mejorar, progresar, entendernos mejor y encontrar más óptimos caminos de futuro.

Cánovas Fundación quiere estar dentro, poner un granito de arena o casi un granito y, para ello, se constituye –con toda la ilusión- abierta a todos, de todos los colores, modos y maneras. Nadie es prescindible para abordar la construcción del futuro de España y del mundo.

 

Acceso Socios

Banner
Banner

Contacto

Cánovas Fundación:

info@canovasfundacion.com

 

Revista:

revista@canovasfundacion.com

 

Twitter:

@CanovasFundac

 

Horario Sede